17/07/2019
Yo Soy De Murcia

Se acabó la odisea (2-0)

Se acabó la odisea (2-0)

El Real Murcia vence al Melilla y logra la permanencia

Al fin se logró la victoria y se rompió la racha negativa que llevaba el Real Murcia en su estadio, en el que llevaba sin ganar desde el 13 de enero. Han tenido que pasar 7 jornadas para ello, además de marcar un tanto tras 4 partidos sin hacerlo, cinco si contamos las medias partes del último encuentro en el que lo logró y la primera del partido de hoy.

Tuvo que llegar el Melilla, equipo que llegaba como líder a Nueva Condomina, para despedir la temporada y se hizo de la mejor manera posible, ganando y certificando de una vez la permanencia.

Que el 2-0 no nuble la vista, no fue un buen partido, sobre todo en el primer tiempo. Sí que mejoró el conjunto grana en el segundo. Por parte del cuadro norte africano se esperaba bastante más, buscaban sellar el campeonato y se marcharon sin ello, un fútbol demasiado previsible, jugadas por banda y balones colgados una y otra vez fue el remedio más buscado. Centros con bastante peligro, eso sí, pero sin acierto rematador.

El inicio del partido dejaba a Víctor Curto como titular pegado a la banda izquierda dejando arriba como islote a Chumbi para pelear con todos. Julio Algar planteó el duelo a verlas venir, consciente de la necesidad del rival de tener que ganar para aprovechar espacios, pero los murcianistas no estaban muy por la labor, demasiado miedo demostró.

El respeto inicial se rompió en el minuto 15 con un chut potente de Curto que despejó Barrio. Aguza respondió un minuto después tras un córner cabeceado fuera. Era un partido de llegadas, pero todo se decidía desde fuera del área, Chumbi se probó, Héber Pena, que volvía a Nueva Condomina, también. Quizás la más clara fue del mismo Víctor Curto que el meta visitante atajó. Con 0-0 y muy poco más se marcharon a vestuarios.


La FEPEMUR mostró estas pancartas en la grada. Foto: Vicente Capapé

Todos los partidos se estaban jugando a la misma hora y eso debió de accionar la motivación grana, porque el segundo periodo fue intenso y emocionante, a la par que ventajoso para el Real Murcia. Y eso que los primeros minutos melillenses fueron de intenso peligro, en un córner a punto estuvo de entrar el balón tras pasearse por el área, Igor, recién salido al césped remató e Ian Mackay realizó el paradón de la tarde, bonita estirara a mano cambiada para desviar a saque de esquina.

Los de la capital del Segura se activaron y Josema probó los guantes del arquero foráneo en el 65. También probó fortuna José Luis Miñano con un chut que rozó la escuadra izquierda de Barrio. El partido era un toma y daca, Héber Pena llegó a línea de fondo y su centro chut se envenenó obligado a Mackay a desviar con muchos apuros.

Hasta que llegó el primero de la tarde, en el minuto 78 jugada colectiva del ataque grana, que si chuto, no chuto, balón a Curto que cedió hacia atrás y allí llegó, desde Mula, Josema para marcar el 1-0. Delirio en la grada.

El líder estaba doblando la rodilla ante un rival al que le costaba un mundo el marcar en casa y que llevaba cuatro meses sin ganar. Pero es que solo tres minutos después pudo llegar el segundo tras un córner que cabeceó por encima del larguero Hugo Álvarez.

Aún quedaba mucho y el partido se calentó justo cuando se estaba a punto de llegar al 90, Óscar García, el pichichi del Melilla perdió la cabeza agrediendo a Maestre primero y luego enzarzándose con Curto después. Quedó solo en amarilla cuando debió ver el túnel de vestuarios.

Este hecho hizo que se envalentonara más si cabe el Real, tras una falta visitante que se marchó fuera sin peligro llegó la sentencia. Contragolpe de libro, balón a Víctor Curto que cedió por detrás de la defensa a Miguel Díaz para lograr el definitivo 2-0 en el 95.

Victoria que da la permanencia y que demostró que el equipo es capaz de jugar bastante mejor de lo ofrecido últimamente, tal y como quedó demostrado ante el Melilla. Forniés y Curto fueron de lo mejor del Real junto a la parada de póster de Ian Mackay. El fin de semana que viene se acabará el curso. Menos mal.



Ficha técnica:

Real Murcia: Mackay; Bertomeu, Escribano (Miñano 57′), Hugo Álvarez, Forniés; Josema (Miguel Díaz 85′), Maestre, Armando, Juanma, Víctor Curto; y Chumbi (Manel Martínez 75′).

Melilla: Dani Barrio; Pepe Romero (Brian Martín 80′), Paco Aguza, Soufianne, Jilmar; Héber Pena, Alfonso, Álvaro Queijeiro (Igor Martínez 52′), Ruano (Moha Traoré 65′); Menudo y Óscar García.

Goles:

1-0 Min. 78. Josema, a pase de Curto.

2-0 Min. 95. Miguel Díaz, también a pase de Curto.

Árbitro:

Juan Peña Valera, asistido en las bandas por José María Muñoz Yepes y Ramón Manchón Muñoz. Comité andaluz.

Amarilla al local Escribano (34’) y al visitante Óscar García (90’).

Incidencias:

37ª Jornada de liga de Segunda B disputado en Nueva Condomina ante unos 3.000 espectadores. Cerca de un centenar del Melilla.

Se guardó un minuto de silencio por el fallecimiento de Enrique Ortiz, abonado número 19.

En el fondo sur estuvo una pancarta que decía “Esfuerzo en la grada, deshonra en el césped”. Silencio en la zona de las peñas.


Vicente Capapé (@Vicente_Capape) // Fotos: V.C. / Artemio Martínez

Este sitio web utiliza utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies