18/06/2019
Yo Soy De Murcia

La otra crónica: Soso derbi en la grada

La otra crónica: Soso derbi en la grada

Ambiente pobre el vivido en Nueva Condomina. La semana comenzó regular al poner precio a los abonados, continuó igual con no poder sacar entradas hasta bien entrada la mañana del miércoles, los sistemas informáticos fallaban, las impresoras, por un momento se dijo que los abonados perderían su sitio el sábado y aún con todo eso, con gente durante horas en la Plaza de Santo Domingo haciendo todo lo posible, con una cola que al comenzar el partido llegaba casi al fondo sur, de repente, todo se apagó, se diluyó.

El apoyo de la afición grana está siendo grande, excesivamente grande podríamos decir incluso. No se sabe hasta cuándo va a poder aguantar ayudar económicamente al club, pero lo sigue haciendo y de hecho, los datos de recaudación de este partido han debido ser buenos porque se sabe que mucha gente de los fondos, menos poblados que en otras ocasiones, ha sacado su entrada pese a no acudir al partido y otra mucha gente ha acudido al estadio cuando no suele hacerlo, bien, esa ayuda es buena.

Lo que no ha parecido tan bueno ha sido ver que las entradas generales iban sin localización de fila ni asiento, que cada uno se sentaba donde quería para ver como luego llegaban muchos abonados a pedir su asiento, como así indicó el club por redes sociales. Todo ha sido un poco lioso y apresurado, pero como decimos, bien si así se consigue una buena recaudación.

Ya en el partido, ambiente frío, solo las zonas de ‘Raijos’ y ‘Ultras Murcia’ han conseguido animar de vez en cuando al estadio. Un partido frío, ya hablaremos de él en la contracrónica pura y dura, pero un ambiente cansado, agotado de ver cómo mes tras mes se hace un gran esfuerzo para que este club subsista en junio y eso, creo yo, al final se acaba notando.

No era buen día tampoco, sábado, centros comerciales abiertos, procesiones en las calles de Murcia, pero no sabe uno hasta qué punto justifica no ver ni un ‘Tifo’ o una mención al rival, de forma sana claro, pero ninguna mención.

Pero es que, por el otro lado, el UCAM, cuarto en puestos de Play Off, se vio “arropado” por más de treinta pero menos de cuarenta espectadores. Vale, sí, alguno más se infiltró en la grada, pero ni de lejos, que digo ni de lejos, ni de lejísimos vimos el espectáculo de hace unas temporadas cuando el UCAM de Salmerón le pintó la cara a los granas y acabó ascendiendo a Segunda División. Eso también se lo debe hacer mirar el equipo azul y dorado si quiere optar a algo más porque la sensación de dejadez era latente. Igual con el empujón recibido en Nueva Condomina se animan más.

En definitiva, un partido vivido en la grada de forma fría, distante, de los que parece que uno va por seguir animando y a apoyar porque no hay otra cosa que hacer, partido en la grada para sacar muchas conclusiones de si de verdad la afición grana está preparada para lo que se puede venir la próxima temporada y partido en la grada para el UCAM para dejar de mirarse al ombligo y darse cuenta de que, pese a todo, el fútbol sin pasión es gloria para hoy y hambre para mañana.

Por suerte uno acaba la noche pudiendo ver el final de una procesión. Algún nazareno da caramelos del Real Murcia y seguramente tuviera más ganas de estar en Nueva Condomina que otros de los que han ido a esperar la debacle, que los hay. Pero se debe mantener esa ilusión, porque pasarán los años, pasarán los jugadores y siempre quedarán los escudos y la afición por encima de todo. Es el legado, el mejor legado, que puede dejar cualquier club.


Álvaro Sáez (@saezalvaro) // Foto: Artemio Martínez

Este sitio web utiliza utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies