17/06/2019
Yo Soy De Murcia

La Contracrónica: Una nueva esperanza

La Contracrónica: Una nueva esperanza

Terminó la temporada 2018/19 y ya seas periodista, aficionado, peñista, directivo o incluso futbolista, por la boca solo se puede soltar un “Por fin”.

Porque en la época contemporánea del Real Murcia es difícil encontrar un año peor que el vivido este. Desde que los granas ascendieran de la tercera a la segunda división B, las cosas siempre han ido o hacia adelante o habían estado paradas, pero este año ha ido para todos lados.

Comenzó bien en lo deportivo mientras en los despachos todo se hundía para posteriormente enderezarse en los despachos para hundirse en el césped, todo al revés, todo muy Real Murcia, para qué nos vamos a engañar. Y finalizó la temporada, como no podía ser de otra manera, con una humillante derrota ante un nuevo filial, que no se jugaba nada y que nos vapuleó sin piedad. Y pudo haber sido peor.

Ahora queda mucho trabajo por hacer. En la parcela deportiva, se está trabajando y se está jugando al despiste con el aficionado. Porque no se pregunta por futbolistas sino fuera porque ya sabes quién va a ser el director deportivo y qué jugadores sí o sí van a salir del club. Luego toca mirar por aquellos que interesan pero que o bien son muy caros o bien tienen otras ofertas, casi seguro mejores, pero con menos caché que jugar en el Real Murcia.

Y por último, pero no por eso menos importante y por eso es digno de empezar un párrafo nuevo, toca animar, por enésima vez, al abonado. Porque este año hemos sufrido mucho, y hablo en primera persona, en la grada y en la calle. Hemos salido a recaudar dinero, a hablar del club a cualquier persona para conseguir dinero y pagar los salarios de los empleados, todos, del club. Y a cambio hemos recibido dos cosas: Por un lado, humillación tras humillación en el césped sobre todo en Nueva Condomina, y, por otro lado, conseguir, junto a importantes accionistas, que el club siga vivo en junio.

Ahora viene la oportunidad de oro, el momento de conseguir que los números que no cuadran lo hagan de aquí a septiembre. Es la hora de conseguir que el abonado no sufra más en los bolsillos, de notar que recibe algo de todo lo que ha aportado este curso. Está difícil, sí, pero no es imposible.

No quiero terminar sin olvidar mencionar la extraordinaria labor que sí se está llevando desde el nuevo consejo con las bases y los canteranos, la mayor y casi única alegría de la segunda vuelta. Ese debe ser el comienzo, pero debemos estar todos unidos este verano y saber que el camino que queda es a medio o incluso largo plazo. Es la única manera de empezar desde abajo con este nuevo Real Murcia. Crear, formar y sacar beneficio de la cantera, ya sea vendiendo o quedándote con las que dentro de unos años debe ser las estrellas de la Región.

Acabó la temporada, comienza una nueva ilusión. Comienza, como tituló George Lucas su Episodio IV, “Una Nueva Esperanza”.


Álvaro Sáez (@saezalvaro) // Foto: Artemio Martínez

Este sitio web utiliza utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies