24/05/2019
Yo Soy De Murcia

La Contracrónica: San Chumbi y San Mackay

La Contracrónica: San Chumbi y San Mackay

Se presentó el Real Murcia en Jumilla bajo lluvia y un fuerte viento y antes de que nos pudiéramos cuenta Manel hacía el primero. Qué bien pensaría más de uno, entre ellos yo, pero nada más lejos de la realidad. El equipo pimentonero volvió a jugar mal, pero esta vez ganó.

Los pupilos de Algar desaparecieron tras el cero a uno. El Jumilla dominó toda la primera parte y consiguió el empate, pero es que pudo haber conseguido otro si no llega a ser por Mackay, que volvió a aparecer como el mejor portero de la categoría, sin discusión, para salvar a los granas.

Sin Maestre por acumulación de tarjeta, Armando y Juanma se mostraron muy férreos en labores defensivas pero muy desamparados respecto a la línea de atrás donde Hugo y Charlie no tuvieron su mejor primera parte y sobre todo muy alejados de Josema, Manel y Chumbi. De Miguel Díaz poco se puede decir, no aportó nada, no le salió nada y escorado a la banda izquierda fue como si no hubiera jugado.

Por su parte, Forniés volvió a ir de libre todo el partido, pero se nota que el rival cada vez juega sabiendo que a poco que se le haga superioridad al lateral grana, se acabó el plan y eso es lo que ocurrió. José Ruiz por su parte se mostró ordenado, aunque sin subir demasiado pues el esquema le hacía tener que recular ante las pérdidas de Josema.

Pero la segunda parte fue relativamente distinta. El equipo no mejoró, no tenía el balón, pero por ejemplo Charlie Dean estuvo certero en todos los cruces con los rivales y Juanma y Armando se apoderaron por completo del centro del campo de un Jumilla que se veía más cansado para elaborar y buscaba el balón largo como última defensa. Por nuestra parte, las contras eran cada vez más y se veía que en cualquier momento, y más conforme estaba el terreno de juego, el Real Murcia podría aprovechar alguna ocasión, cualquiera.

Y así fue, balón largo de Mackay, rechace del defensa local y Chumbi, sin dejarla bajar ni controlar, con el balón haciendo “eses” por el aire, se sacó un fuerte testarazo y el segundo gol grana para alegría de la afición visitante. Afición que no volvió a dejar solo a su equipo pese a los intentos del club local de aprovecharse del casi desahuciado club grana.

El Real Murcia demostró lo que tiene que demostrar, es decir, que tras todo lo ocurrido en esta temporada, tras las salidas de tantos jugadores y tener que jugar con gente joven o que ha tenido pocos minutos en la primera vuelta como Forniés, Armando o Juanma, tiene un punto de calidad superior al de su rival. En Jumilla fue Chumbi, pero en otros partidos es Forniés, en otros partidos es Maestre.

Por eso a muchos, pese a toda la situación, nos duele ver que en ciertos momentos la camiseta y la actitud se arrastre por algunos terrenos de juego, porque pese a todo, apretando un poco, el actual Real Murcia tiene base y calidad suficiente para optar como mínimo por disputar la Copa del Rey la próxima temporada, pero al final nos hemos visto en la tesitura de dar por buena la salvación, no queda otra.

Queda un último partido por ganar, cuanto antes sea, mejor para todos, para la afición, para la institución, el club, los jugadores, el cuerpo técnico y la cantera. Antes se podrá pensar en el próximo curso, pero queda, como digo, rematar la faena porque si algo se supone que hemos aprendido en Murcia es que hasta que no estén los puntos de la salvación automática, no estaremos salvados, valga la redundancia. Toca ganar en Nueva Condomina y dar la alegría final a la afición.


Álvaro Sáez (@saezalvaro) // Foto: Twitter Manu Miquel 

Este sitio web utiliza utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies