02/04/2020
Yo Soy De Murcia

La Contracrónica: Despedidas y vivencias varias

Termina un año, el 2019. El Real Murcia sigue vivo y es la mejor noticia que podíamos tener, a falta de concretar la supervivencia administrativa y económica, la unión afición-club-plantilla es superior a la de otros años. No sabemos cómo acabará la temporada, ni si el club será capaz de atar a futbolistas como Meseguer, pero ha quedado claro cuál debe ser el futuro el equipo pimentonero.

Termina con más luces que sombras en lo deportivo, la derrota ante el Yeclano dejó un amargo sabor a la afición pero la Copa Federación y la Copa del Rey están siendo un bálsamo para las arcas del club y para demostrar que se necesita mucho, muchísimo, para tumbar a este Real Murcia y también que no hay que vender la piel del oso antes de cazarlo, lo que en murciano podría traducirse como, “No abras el champán antes de tiempo”.

El 2020 será un año bonito en lo deportivo, lo presiento. Seguirá siendo duro en lo administrativo, esto lo tengo más claro, pero si las bases quedan bien fijas, podemos contar, tras muchas décadas, con los mejores cimientos vistos en Murcia. Ojalá así sea.

Por otro lado, a título personal toca otra despedida. Por todos los que nos seguís es sabido que Yo Soy de Murcia no continuará con su periplo comunicativo. Sí, es una lástima que este barco comandado por el gran capitán Chatungo no llegue a buen puerto. Lo merecía.

Pero nos quedamos, me quedo, con buenos compañeros, buen ambiente y la nueva oportunidad de conocer a gente que disfruta de forma sana de dos granas pasiones: el deporte y la comunicación. Y no es fácil hoy en día. Enseguida te llaman periodista de bufanda, subjetivos, mentirosos, acaparadores por querer la primicia, palmero, negativo, etc.

En mi caso personal, sí, me pueden llamar periodista de bufanda, he ido a más de un partido como periodista acreditado y con la bufanda o con la chaqueta del club, pero comprada por mí y eso jamás me ha hecho perder la objetividad o al menos buscarla siempre. Sí, siempre recuerdo y recordaré que yo aplaudí a Julio Velázquez en su despedida, porque cuando un técnico y su cuerpo te tratan bien y se va, toca devolver parte de lo que te han dado, porque intentamos tener empatía con el futbolista, pero muy pocas veces el lector o el aficionado lo tienen con nosotros.

A nadie le gusta escribir cuando su equipo pierde, a nadie le gusta decir que tal futbolista o tal portero no da la talla, porque luego lo ves cara a cara, lo debes tratar y con respeto, pero más falta de respeto sería mentir al lector. Todo esto lo hemos buscado desde Yo Soy de Murcia y en mi participación en el programa de radio Es Capapé. Si no lo he conseguido, mis disculpas.

Pero más disculpas le debe el periodismo murciano deportivo a este proyecto. Ojalá más proyectos como este y más gente como Vicente Capapé. Gracias por habernos seguido este tiempo a todo este equipo y ojalá más pronto que tarde nos veamos todos por cualquier medio posible de comunicación.


Este sitio web utiliza utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies