17/07/2019
Yo Soy De Murcia

La Contracrónica: Aquí paz y después gloria

La Contracrónica: Aquí paz y después gloria

A falta de un partido para terminar la temporada oficial lo cierto es que el Real Murcia ha concluído matemáticamente el curso 2018/19, ya no puede jugar ni Play Off ni ocupar puesto de Copa del Rey, no puede descender ni jugar Play Out, es decir, el sueño de todo equipo humilde, algo en lo que, por circunstancias, demasiadas dirías yo, se ha convertido el equipo grana todo el año.

Pero no, ninguna mala temporada va a cambiar la historia del Real Murcia. Y cuando hablo de historia no me refiero a la pasada sino también a la que debe construir. El club pimentonero debe siempre mirar hacia adelante y eso es con lo que el aficionado se quedó tras la última alegría del equipo en Nueva Condomina.

Ni hubo biscotto, ni risotto, ni tarta, ni nada de nada. El Real Murcia cumplió, no como otros. El Real Murcia dio la cara ante la afición, que al final fue más benévola de lo que se esperaba y mostró su malestar con una pancarta en el fondo sur en la que se podía leer, “Esfuerzo en la grada, deshonra en el césped”, al igual que estuvieron en silencio durante los primeros cinco minutos para después animar durante todo el encuentro.

Si hubo pitos en determinados momentos del encuentro como cuando se nombró a Hugo Álvarez por megafonía, o con la entrada de Miguel Díaz que posteriormente acabó consiguiendo el dos a cero pero que no ha tenido todo el protagonismo que se le esperaba cuando llegó en el mercado invernal. Lo mismo se podría decir de Henrique o Parras, pero ya es difícil que los volvamos a ver de grana.

Por su lado, el partido dejó buen sabor de boca en ciertos aspectos. Por un lado, Algar le ganó la partida al Melilla no solo con la táctica inicial con un notable Escribano marcando a Menudo y un muy buen Víctor Curto caído en banda, sino con los cambios de Miñano, Manel y sobre todo de Miguel Díaz, que sí, por fin, jugó unos minutos donde debe hacerlo.

Pero sin duda, lo mejor fue ver a la mezcla que en septiembre debe comandar este Real Murcia. Es decir, jugadores como Escribano, Bertomeu o Josema, estos dos hicieron un partido muy bueno, junto a jugadores como Chumbi o Maestre, que tienen categoría, experiencia y presencia de sobra para comandar un equipo. Ellos, junto a los canteranos ya no tan canteranos como Juanma y Armando, deben ser la base mínima para un equipo y afición que debe afrontar la idea de que el Play Off estará muy difícil pero que jugar como se hizo ante el Melilla sí está al alcance de su mano. En definitiva, competir, lo que pedía el murcianista, lo que no se vio ni ante Almería B ni ante Atlético Malagueño.

Por último y seguramente el que más difícil tenga para continuar, pero el que más respeto me merece tras 37 jornadas, se despidió del fondo sur accediendo por la zona de minusválidos, regaló sonrisas, gestos, algún selfie y sobre todo, despedida. Es Ian Mackay, probablemente el mejor portero dentro y fuera del campo que ha tenido el Real Murcia en los últimos años, un cancerbero por el que el club pimentonero debería de mirar y revisar bien sus cuentas con tal de que se quede un año más. Si me tengo que poner por las calles de Murcia a vender pulseras para que se quede, lo haré, pero alguien que se ha tragado todo lo vivido esta temporada desde la primera jornada y que no ha fallado en ninguna, aunque haya tenido dos errores puntuales, es cuanto menos como para que el club tenga la consideración de hacer lo posible por que se quede. Por cierto, ante el Melilla evitó el cero a uno con una mano asombrosa, otra vez más.

En definitiva, volvemos a lo de siempre, ni eramos tan malos ni ahora tan buenos, pero se ha demostrado que plantilla para haber hecho algo más la había pero que todas las circunstancias han sido de tal magnitud que en muchas semanas no hemos sabido lidiar con ellas, ni el club, ni la directiva, ni la plantilla, ni la afición. Toca aprender que, con un poquito de esfuerzo y actitud, de todos, tirar hacia adelante no solo es posible sino que es más fácil.


Álvaro Sáez @saezalvaro)  // Foto: Artemio Martínez (@Artemio_rmu)

Este sitio web utiliza utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies