21/02/2020
Yo Soy De Murcia

La Contracrónica

Pasillo y victoria

No es fácil escribir una opinión subjetiva cuando tu equipo, ese que hace un año vendía pulseras para vivir, ese que este año está formado por chavales de la Región, ese que empezaba la jornada a tres puntos del descenso, le endosa un dos a cero a ese otro equipo importante en la Región, que viene líder, que solo había perdido un partido y que venía como gallito a tu estadio con la claridad de meterte un cero a cinco fácil.

Pero tengo que empezar agradeciendo al Cartagena, directiva y plantilla, el gesto de aplaudir y hacer el pasillo al Real Murcia como vigente campeón de la Copa Federación. Mucho se había hablado de eso, se ha hecho con discreción, con elegancia y con el reconocimiento de la grada. La grada grana, mientras la otra grada gritaba, “Esa Copa es de juguete”.

No merece más la pena pararse en eso, lo haré al final. Lo que sí merece la pena es hablar del equipo hoy, de cómo Adrián, lejos de achantarse, mandó a su equipo a pelear más arriba en la segunda parte. Si la primera fue buena la segunda fue magistral. Edu Luna cuajó probablemente la semana de su vida con el partidazo que se marcó ante el Tudelano el jueves y con el gol a los cuatro minutos que fue determinante en la victoria grana.

Pero si hay un nombre propio, por encima de los demás que también lo merecen, es el de Víctor Meseguer. Jugó todo el partido el jueves como capitán y ante el Cartagena ha sido amo y señor del centro del campo. Desde el minuto uno hasta el noventa y cinco cuando firmó el segundo, la sentencia. Este chico es oro en el Real Murcia actual, debe ser el estandarte del proyecto junto a Adrián, Josema, Juanma y los que vienen detrás como Bertomeu, Silvente y compañía.

Toca también hablar bien del míster, de Adrián Hernández, que ha vuelto a demostrar, ante el líder ni más ni menos, que durante los noventa minutos de un partido, un equipo de plantilla corta y joven, puede tener más de una variante y sus jugadores entiende su fútbol. Puedes jugar con defensa de tres, puedes tener a Juanma más cerca de Chumbi o a Dorrio de extremo derecho, puede acabar Armando dentro de la defensa y tienes a un chico como Toril sabedor de que solo cuenta con quince minutos para correr y tapar, nada más. Y cuando todos reman adelante, al final sale bien.

Y ahora sí, no quiero terminar esta “Contracrónica” mía y personal que mi amigo y compañero Vicente Capapé me deja escribir, para sacar las vergüenzas a aquellos, no todos, que vienen a nuestra casa, mi casa, a buscar gresca, a buscar provocación, a ofenderme a mí y a mi gente, máxime cuando hoy, tras varios años, es el primer partido que acudo a ver solo con mi hijo, y no, por ahí no paso.

Puedo entender la rivalidad, los cánticos típicos, los momentos de tensión, los minutos en que uno equipo arrincona a uno o viceversa y que todo ello derive en frases conocidas que dan juego a estos derbis. Pero no, jamás puedo entender que, viniendo en masa, aunque no tanto como otras veces, la afición del Cartagena a Murcia, su primer cántico sea única y exclusivamente, “Murcia en llamas, qué bonita es”, pero el colmo de los colmos, siempre a mi parecer, es marcharte del estadio y escuchar cómo entonan un, “A tercera, oe oe oe”.

Muchacho y muchacha, ese al que le dices que se vaya a tercera, te acaba de ganar dos a cero, tú, líder que le sacas, ahora, catorce puntos, que venías preparado para golear, para pasear a Elady Zorrilla cual Cid Campeador por el Enrique Roca de Murcia. No, no es el camino, sé que no todos los aficionados son así, sé que en los míos los hay iguales o peores. Pero el día en que el Cartagena se ganó el respeto de toda la grada grana, un sector de la afición bajó a su equipo a la tercera división de la animación.


Foto: Artemio Martínez

Este sitio web utiliza utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies